Cita en Versalles

Por | 2018-11-07T20:53:51+00:00 Noviembre 7th, 2018|Comiendo por el mundo|0 Comentarios

Me prometí a mi misma que me vería más por estos lados a lo largo del año, pero no, acá nos vemos, más de seis meses después de mi ultimo post, con mil cosas en la cabeza, cientos de post empezados que no he terminado, es por esto que siguiendo este orden de ideas, llegue un punto en el que me vi en la necesidad de tener una cita.

Para mi una cita ideal es bastante sencilla, caminar por la ciudad disfrutando de los pequeños detalles que se encuentran a cada paso, una empanada (si es una pizza, muchisimo mejor) y una buena conversación. Dentro de todo este contexto la compañía es lo más importante.

Pero en medio de este caos en el que me he visto envuelta en los ultimos meses, la compañía que más necesitaba era la mía, por lo que remplace la conversación por un buen playlist y en medío de una de esos hermosos aguaceros que salen de la nada en esta época en Medellín, me dirigí a mi lugar favorito en el centro de la ciudad: Versalles.

Ubicado en el iconico paseo Junin, cerca al parque Bolivar y su iglesia Metropolitana, este restaurante abrio sus puertas en 1960 y ha sido testigo de muchos acontecimientos importantes en de la ciudad; Versalles fue cuna del movimiento Nadaísta, es un punto de encuentro donde fluyen varias generaciones amantes de la gastronomía argentina, la tertulia, el futbol y el tango.

Salon versalles medellin

En este sitio tan especial, en una cita tan especial conmigo misma pedi una empanada argentina acompañada de un café mocka para calentarme y me sente en un pequeño rincón tratando de alejarme del bullicio de este pequeño lugar: el ruido de la cocina en el fondo, siempre preparando café y empanadas, las conversaciones mezcladas y un bolero perdido en el fondo.

Llegue a una conclusión importante luego de esta velada, que debería hacerlo más seguido, porque siempre se necesita momentos para disfrutar de los pequeños detalles de la vida, pedir una empanada argentina con un café mocca y sentarse en compañía de un libro o una buena lista de Spotify.

empanada argentina versalles

Dato curioso: este fue el primer lugar de la ciudad en servir pizza, y aunque en esta ocasión no fuí en busca de pizza, puedo dar fe de que es deliciosa.

Se que no es pizza, pero este Versalles se merece la mejor puntuación, los meseros siempre te atienden con su mejor sonrisa, la comida es deliciosa y el lugar es un punto unico en la ciudad.

 

Dejar un comentario