Pizza y Amigos: El secreto de la felicidad

Por | 2017-11-06T18:51:17+00:00 Noviembre 16th, 2017|Comiendo por el mundo|0 Comentarios

Como mencione en un principio, la combinación básica de ingredientes básicos como la  harina, el queso y tomate, necesitan de un gran hechicero para convertirse en magia. En esta ocasión,  me rete a mi misma y probé mi propia magia, para finalmente darme cuenta que el ingrediente secreto esta en la persona con la que se comparte una buena comida, y que mejor que con amigos.

Una vez compartido el secreto, les dejo mi formula para ser felices: una pizza casera, con buenos amigos y una buena pola (cerveza).

Ingredientes (sin medidas exactas porque soy malísima para eso, lo mio es lo de prueba y error):

Para la masa:

  • Harina
  • Una cucharada de levadura en polvo- o activa
  • Una taza de agua tibia
  • Una cucharada de azúcar
  • Sal y especias al gusto (romero, orégano, etc)
  • Aceita (todo el mundo dice de oliva porque es mas saludable, pero yo use el primero que encontré)

Preparación:

  1. Hecha la harina, la sal, las especias en un bol. Aparte, hechas la levadura en el agua tibia con una cucharada de azúcar y revuelves hasta que se disuelva y comience a burbujear, dejándolo reposar un rato.
  2. Mezclas la harina con la levadura y comienzas a amasar, cuando ya esta más integrada le hechas aceite y amasas hasta que nada se te pegue a los dedos.
  3. Haces una bola y la dejas reposar en un lugar oscuro por un par de horas.

Para la salsa (si, hicimos la salsa):

  • Tomates
  • Agua
  • Aceite
  • Sal y especias al gusto
  • Cebolla, ajo, pimentón y verduras al gusto.

Preparación:

  1. Cocinas los tomates con un poco de sal y aceite durante un par de minutos hasta que sea fácil pelarlos.
  2. En una olla, salteas las verduras bien picadas.
  3. Licuas el tomate y las verduras.
  4. Llevas esto a fuego lento y revuelves durante una hora aproximadamente, si la salsa se encuentra muy liquida, la puedes espesar un poco más usando harina.

Ya de aquí en adelante la cosa se pone más fácil, sacas la masa y con ayuda de un rodillo, formas la base de la pizza, en esta ocasión decidimos por una masa bien delgadita, que quedará bien crocante.

Se esparce bien la salsa y se colocan los ingredientes al gusto. Nosotras elegimos mucho queso y pepperoni (obviamente).

Se mete al horno durante 15 minutos, espiando mucho a través de la ventanita que no se vaya a quemar.

Voilà! Esta belleza sale del horno.

 

Dejar un comentario